Intervención




¿Quién o qué es el tutor? Una vara clavada en la tierra, el retrato de un extraño ser, un animal erótico, un voyeur epicúreo.... Los artistas nos arrastran en su búsqueda sin fin y en el límite difuso entre la vida de los hombres y las cosas.El tutor rompe la divulgada y aceptada dicotomía entre naturaleza y cultura. Incluso presupone una fusión entre lo vegetal y lo humano.
Frente a los accidentes de la vida, como si fuese una planta, el tutor se apoya en dispositivos ortopédicos para seguir creciendo. La atracción y hasta la fascinación por estos aparatos supera el rechazo natural que pueden provocar en nuestros cuerpos.
Julián d’Angiolillo y Séverine Hubard multiplican los artificios para contar, en un tono tragicómico, la vida del tutor, alegoría de nuestra antagónica relación con la ciencia y la medicina. La instalación se fortalece con la suma de diferentes registros y prácticas: el auténtico gesto constructor, la metamorfosis espacial y la celebración del movimiento, del accidente y de la repetición a través de la performance y el video.
El tutor no solo transforma el espacio sino que abre otras dimensiones latentes, algunas de ellas oscuras.


Julián d’Angiolillo y Séverine Hubard suelen realizar sus obras en condiciones de site-specific. Mi idea ha sido unir sus prácticas con el objetivo de potenciarlas en un trabajo pensando y realizado entre ambos. Juntos transitan al menos tres campos de las artes visuales: la escultura, la performance y el video.

Séverine es claramente una artista constructora, una escultora de su siglo. Estudiosa del espacio, de su entorno y de los materiales que nuestra vida material deja en desuso, la artista vuelca sus intereses en la creación de instalaciones de grandes escalas y fortaleza conceptual.

En este punto se encuentra con Julián, cuyo terreno de creación se sitúa a menudo en nuestro entorno urbano, basado en sus habitantes, sus códigos y sus hábitos. El artista desarrolla estos temas a través de la imagen y el video.

Las habilidades y conocimientos de cada uno en sus respectivos medios y soportes se unen en El tutor y dan lugar a una experimentación e investigación conjunta: la del juego performático. 


                                                                                                        Lucie Haguenauer